Noticias
IMG_7257

UdeConce 1 vs Cobresal 2: Un final de otro partido

Planificar el encuentro no fue fácil. A los jugadores lesionados como Hans Salinas, se le sumaban Fabián Benítez y Héctor Berrios, dejando la nómina cada vez más justa y sumando la presión de que el plantel debe llegar en las mejores condiciones al 28 de marzo para la final de Copa Chile. Por ello, el DT. Ronald Fuentes se vio en la necesidad de convocar a los formados en las inferiores del Campanil: José Lagos: volante mixto categoría 95 ; y Sebastián Sánchez: lateral derecho categoría 95, para su visita al norte del país a jugar la duodécima fecha del Clausura.

Pero estos no fueron los únicos cambios que se presentaron, puesto que la estrategia del partido también mostraba modificaciones: 3 en el fondo,  2 carrileros para dar salida por las bandas, un medio campo que contaría con 2 volantes de quite y 1 creador, para terminar con 2 delanteros centralizados. De esta manera los equipos salieron a la cancha presentando las siguientes oncenas:

Cobresal: Peric; Jerez, Escalona, Salazar, Sánchez; Sarabia, Ureña, Álvarez; Zuñiga, Donoso y Ledesma.

UdeConce: C. Muñoz; Machuca, F. Muñoz, Roco; Troncoso, Manríquez, Lepe, Flores; Aguirre; Reynero y Churín.

Los primeros 30 minutos fueron vertiginosos, con jugadas de arco a arco, en donde los arqueros se transformaban en las figuras evitando la apertura del marcador. Todo, hasta el minuto 27 cuando el Campanil recupera un balón y gracias a la salida de Diego Churín en sociedad con Felipe Reynero, el centro de Esteban Flores, y la llegada de Marcelo Aguirre, quien de cabeza logra batir la malla de Nico Peric y los visitantes quedan arriba por cuenta mínima.

Cristián “Tigre” Muñoz mostraba su seguridad mediante reacciones felinas evitando un par de tiros a quema ropa, y subiendo en las votaciones del #JugadorCDF del partido. Mientras que el goleador de la jornada Marcelo Aguirre, daba clases de pasarse a jugadores, realizando un par de caños e incluso un pase de taco.

Todo pintaba bien para la Udeconce, más aún cuando en el minuto 84 veía como Cobresal quedaba con 10 tras la expulsión de Alexis Salazar por patadón al recién ingresado Francisco Portillo. Pero a 3 del final, Iván Sandoval coloca el empate con un polémico tanto que causó los reclamos de los auriazules por una clara mano, la que no fue cobrada por el juez del partido: Patricio Polic.

No contento con ello, en el primer minuto de alargue, a Felipe Muñoz le cobran mano y pena máxima para el Campanil, la que es convertida en gol por Víctor Sarabia.  Así se le puso fin a un partido con el árbitro Patricio Polic llenándose de reclamos por las polémicas intervenciones, y levantando la tarjeta roja a Cristián Muñoz. Así se vieron los últimos 8 minutos de juego, para no creerlos.